Search

La esquina del Granel: granel de barrio

Por: Clara Fernández

El día 20 de mayo entrevisté a Jorge y a José, dueños y gestores de la Esquina del Granel (Torrijos, 5). Fue muy bonito hablar con ellos: me transmitieron su esperanza y pasión por el negocio. Sin embargo, tuve la mala suerte de que mi micrófono se había quedado sin pilas… Y no puse ningún otro dispositivo para grabar el sonido. Así que ahora voy a contar todo lo que me acuerdo.


La Esquina del Granel es una tiendecita de la calle Pinos Alta, cerca de la Plaza de la Remonta. Ellos son tetuaneros, pero del sur, de Cuatro Caminos, y llevaban quince años con la idea de abrir su tienda de alimentos a granel. Hasta 2019, sin embargo, ambos trabajaban para empresas privadas y no veían que fuera el momento. Después de la pandemia y de haber terminado con sus empleos anteriores, por unos motivos u otros, decidieron que ya era hora de cumplir su objetivo. Así, en octubre de 2020 abrieron su tienda de productos a granel.


Granel de barrio y para todos

Consideran que todo el mundo se merece tener una tienda de alimentos a granel, independientemente de su nivel socio cultural y socio económico. Esa era una de las opciones que barajaron para su nombre, “Granel para todos”. Este tipo de tiendas suelen situarse en el distrito centro, en barrios más alternativos o de moda, como Chueca y Malasaña. Porque sí, la sostenibilidad es para todo el mundo. Sin embargo, el granel es lo tradicional, las tiendas de toda la vida.


Su objetivo es ofrecer alimentos de calidad y a granel, sin usar plásticos. Además, son muy de barrio y por ello han traído aquí, a la Ventilla-Almenara, su Esquina de Granel. Tienen un catálogo de 400 alimentos, de proximidad, donde prima la calidad. Legumbres de Castilla, especias, miel respetuosa con las abejas, bollería con trigo malagueño de primera calidad… Todos los alimentos son veganos, excepto a miel, que por petición de sus clientes, encontraron a un pequeño productor de la Alcarria que les provee de ella. Así, me contaban, escuchan a sus clientes y crecen con ellos.


A la Esquina del Granel acuden jóvenes del barrio concienciados con el residuo cero y la lucha contra el plástico de un solo uso. Pero también personas mayores, que recuerdan las tradicionales tiendas del granel que hasta hace no mucho eran las normales. O incluso desde Las Tablas, donde no hay tiendas.


Una tienda pequeña, pero muy llena de atención, calidad e ilusión

A causa la Covid-19 han decidido que no se haya autoservicio: ellos aconsejan y sirven los clientes. Esto crea lazos y una gran familia. Nos contaban que, cuando una mujer dejó de ir durante tres semanas, se preocuparon. Quieren participar en el barrio y poner su granito de arena contra los residuos, cuidar nuestro planeta, nuestra casa, a través de su esquina del mundo: en nuestro barrio.



Piensa globalmente, actúa localmente.